lunes, 3 de julio de 2017

iconoclastia

Tras un incidente en un debate previo durante el cual me han borrado mi comentario, voy a decir lo mismo aquí, para evitar que me lo borren de nuevo. Esta portada, de Howard Chaykin, retirada al parecer (me estoy enterando sobre la marcha) por las protestas del público, tiene detrás una tradición previa de imágenes. Una tradición de denuncia de la violencia contra minorías étnicas. Me refiero a la decisión deliberada de tomar y difundir imágenes del cadáver de la víctima para que la sociedad tome conciencia de lo que supone esa violencia. El caso más notorio quizá, por ser de los primeros, fue el de Emmett Till, un joven afroamericano de 14 años que fue linchado en Mississippi en 1955. Su madre pidió expresamente dejar el ataúd abierto en el funeral para que todos pudieran ver cómo había quedado su hijo (completamente desfigurado). Los periodistas tomaron la foto del cadáver mutilado y algunos medios gráficos se atrevieron a difundirla, captando la atención nacional e internacional sobre el grado de racismo y la falta de derechos de los afroamericanos en EE UU. Como la de Till es una imagen fotográfica de violencia real, no un dibujo ni una ficción como la portada de Chaykin, no la cuelgo aquí pero está por todo internet. Igual que la portada de Chaykin

Hasta aquí el resumen de mi comentario borrado. Añado algo más ahora. Me ha llamado la atención la furia iconoclasta que se ha desatado contra esta portada: la intención es “destruirla” puesto que “no debería haber existido nunca”, y eso en la era de internet supone no volverla a colgar para que nadie, en teoría, pueda verla. Mis conclusiones son dos. 1) La destrucción de imágenes o iconoclastia suele ser, en la historia del arte, signo de que alguien ha tomado el poder y procede a (o al menos intenta) destruir las imágenes creadas por el poder previo. Lo hicieron los revolucionarios franceses contra los símbolos del Antiguo Régimen, lo intentaron los artistas de las vanguardias históricas (como los futuristas) contra la tradición de la historia del arte, lo hicieron los soldados estadounidenses que tomaron (invadieron) Irak al derribar la estatua de Saddam Husseim en Bagdad, etc. Que cada cual saque sus propias conclusiones. 2) Para ser más listo que Chaykin no solo hacen falta más años sino también más lecturas. De la historia y de las imágenes que se representan. La portada es horrible, sí. De eso se trata.


No hay comentarios: